Un presupuesto social cumpliendo con la ley impuesta por el PP que impide adquirir deuda para inversiones en la ciudad

Los vecinos y vecinas del Vivero se suman a reivindicaciones del gobierno municipal a la Comunidad de Madrid como el Centro de Salud del Vivero o la boca de Metrosur.

Barrio ViveroEste jueves 12 de noviembre, en la JMD Vivero, Hospital, Universidad, los socialistas de Fuenlabrada han comenzado su habitual ronda por los barrios de la ciudad presentando el borrador del presupuesto municipal para 2016 a los vecinos y las vecinas, y a la vez recogiendo aportaciones para su incorporación en él.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista y Primer Teniente de alcalde, Javier Ayala, ha explicado que estas acciones informativas, ahora llamadas Asambleas Abiertas, es “lo que hemos hecho siempre en Fuenlabrada”, antes de presentar cada ejercicio, históricamente “lo presentamos y debatimos con la militancia, con el tejido asociativo y con los vecinos de la ciudad”.

Los aspectos técnicos y metodología, han sido presentados por la Concejala de Economía y Hacienda, Raquel López, quien ha querido recalcar el carácter social de estos presupuestos y el esfuerzo para adaptarlos a las duras restricciones marcadas y exigidas por ley desde el Gobierno de España.

El alcalde Manuel Robles ha hecho hincapié en los impedimentos que el Gobierno del Partido Popular impone a los Ayuntamientos, aunque éstos, según ha apuntado, son las únicas administraciones que están cumpliendo y bajando su endeudamiento. El alcalde ha resaltado la capacidad del Ayuntamiento de Fuenlabrada para poder adquirir deuda con el propósito de invertir en la ciudad generando riqueza y empleo, pero que la ley actual lo impide.

El alcalde ha explicado a los vecinos y las vecinas, cómo desde el ayuntamiento de Fuenlabrada se tienen que cubrir competencias y obligaciones de la Comunidad de Madrid, que ésta no hace, como becas, asistencia a mayores, la totalidad de las inversiones deportivas o actuaciones de emergencia social.

Los vecinos y vecinas asistentes, han podido preguntar por las distintas inversiones recogidas en el presupuesto, a la vez que han aportado sugerencias y necesidades del barrio, algunas coincidentes con reclamaciones del gobierno municipal a la Comunidad de Madrid, como el Centro de Salud del Vivero o la boca de Metrosur ciega.