Robles echa de menos a alcaldes del PSOE y cree que los del PP sólo “protegen” las políticas de Aguirre

Manuel Robles, Alcalde de Fuenlabrada

FUENLABRADA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) – El alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, echa de menos a los alcaldes socialistas, sobre todo en la zona sur de Madrid, y considera que los regidores del PP sólo “intentan proteger las políticas del Gobierno regional”, encabezado por su presidenta Esperanza Aguirre.

   “De vez en cuando lógicamente echo de menos el trabajo en común con alcaldes socialistas en aquellos temas del municipalismo. Y además es que me da la impresión de que los alcaldes del PP están más para intentar proteger las políticas del Gobierno regional que realmente plantear un trabajo que mejore las condiciones económicas del municipalismo madrileño y que tiene que ver con la Comunidad de Madrid”, explicó en una entrevista concedida a Europa Press.

   Para el alcalde socialista el “Gobierno [autonómico] está usando a sus alcaldes como freno en algunos temas que son de interés para los municipios y sus ciudadanos”, como en lo referente a las “políticas sociales”.

   Robles dice que Fuenlabrada “lo compensa con fondos propios” –como en el caso de las becas de material escolar para niños– pero “se perjudica a otros municipios y no veo una respuesta de los alcaldes del PP en defensa de sus ciudadanos”.

FUENLABRADA CITA 3 INCUMPLIMIENTOS DE LA COMUNIDAD

   El alcalde del municipio sureño quiso citar tres incumplimientos del Ejecutivo autonómico: la construcción de un centro de salud, el de un nuevo barrio con un 70 por ciento de viviendas de protección oficial y el acceso a una zona del municipio a través de la carretera M-506.

   Del centro de salud explica que la comunidad “tiene la parcela cedida desde hace 5 o 6 años y ahora no aprueban la construcción”. “O el acceso a través de la 506, que aparece en los presupuestos pero no sacan a concurso en las obras” y que está generando “tensiones de movilidad”.

   “Y el tercer tema es que llevamos peleando 5 años para un nuevo barrio con 3.000 viviendas, un 70 por ciento protegidas –porque en Fuenlabrada hay mucha gente joven y la gente joven necesita vivienda protegida– donde todos los trámites administrativos están resueltos y no entendemos por qué no se desbloquea. Tuvimos un punto de fricción, ya resuelto, que querían obligarnos a pagar una parada de Metro sur. No quisimos porque no es nuestra competencia y no nos pareció solidario, porque en otras zonas se habían construido infraestructuras parecidas. Ahora esperamos que se resuelva”, concluyó.