Pleno 14 diciembre 2012 – Moción para la defensa del pueblo Saharaui en el territorio ocupado de Aiún

El 8 de noviembre de 2010, el ejercito marroquí intervino violentamente en la ciudad de Al Aiún para desalojar el campamento de Agdaym Izik, conocido como campamento de la dignidad.

Los hechos contra la vida, integridad personal y la dignidad del ser humano han continuado en los días, meses y años siguientes al desmantelamiento del campamento en las calles de Al Aiún, donde el ejercito y la gendarmería han registrado constantemente algunos barrios de la capital del Sahara Occidental casa por casa, con detenciones indiscriminadas y relacionando a los activistas con grupos terroristas.

Este mismo año 2012, el día 5, 6 de noviembre un grupo de Cooperantes internacionales y defensores y defensoras de derechos humanos, haciendo parte de una comisión internacional de verificación de la situación de derechos humanos y el cumplimiento de los compromisos internacionales del gobierno de Marruecos frente al pueblo Saharaui fue objeto inequívocamente de la última manifestación de persecución, detención arbitraria y expulsión conocida  de 22 cooperantes y defensores de derechos humanos de España entre los que se encontraba un vecino de Fuenlabrada D. José Luis Lizcano Fernández quien es miembro de la Asociación “Río de Oro” de nuestra ciudad..

A pesar de ello, existe un elemento de opacidad en las comunicaciones oficiales que se agrava por la prohibición de Marruecos de acceso a la prensa a la zona de los hechos.

Este grave episodio de la reciente expulsión de cooperantes y defensores de derechos humanos quiere ocultar la grave situación de derechos humanos que vive la población Saharaui en los territorios ocupados y debe ser denunciado por su gravedad. Pero no se puede desvincular del conflicto del Sahara Occidental en su conjunto.

El conflicto tiene su origen en 1975 cuando tras la Marcha Verde de ocupación del Sahara por Marruecos, España firmó un acuerdo tripartito con los Estados marroquí y mauritano por el que España renunciaba al Sahara y cedía su administración a Marruecos y Mauritania. Este acuerdo es ilegal según el derecho internacional, según Naciones Unidas, los acuerdos de Madrid no afectaron a la condición internacional del Sahara Occidental como territorio no autónomo.

La ONU lleva intentando desde hace años que se celebre un referéndum por la autodeterminación del pueblo saharaui, de acuerdo con el derecho internacional.

Mientras, el estado marroquí ha dinamitado todos los procesos negociadores y ha continuado ocupando sus territorios, torturando y marginando a los saharauis, expulsándoles de su tierra y explotando sus recursos de manera ilegal.

Ante estos incumplimientos flagrantes de los Derechos Humanos y la legalidad internacional por parte del Reino de Marruecos, la actitud de España, en un conflicto iniciado por sus decisiones erróneas en el proceso de descolonización, ha sido la pasividad. Durante todo este tiempo todos los gobiernos democráticos han dado la espalda al pueblo Saharaui, incluso después de falsas promesas, eludiendo la responsabilidad en el conflicto y priorizando más los acuerdos con Marruecos, especialmente en materia pesquera y comercial, que la resolución de un conflicto que desestabiliza no sólo al Sahara, sino también el norte de África.

         Por todo lo anteriormente expuesto se propone lo siguiente:

 

MOCION

1.- Instar al Gobierno de la Nación para que condene el desalojo violento del pasado 8 de noviembre de 2010 del campamento de Agdaym  Izik y la represión sistemática  hasta la fecha de los activistas Saharauis y cooperantes internacionales y defensores de derechos humanos en el Aiún por parte del Reino de Marruecos.

2.-Instar al Gobierno de la Nación para que denuncie la violación sistemática de los derechos humanos en los territorios del Sahara Occidental ocupados por parte del Reino de Marruecos.

3.-Instar al Gobierno de la Nación para que ordene una investigación exhaustiva acorde al Derecho internacional de los derechos humanos de porqué fueron perseguidos, detenidos arbitrariamente y expulsados por parte del Reino de Marruecos los 22 cooperantes internacionales entre ellos D. José Luís Lizcano Fernández vecino de Fuenlabrada.

4.-Instar al Gobierno de la Nación para que coordine las acciones necesarias con el fin de culminar el proceso de descolonización del Sahara  Occidental, a través de la convocatoria de un referéndum de autodeterminación que incluya la independencia, de acuerdo con la legalidad internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

5.-Instar al Gobierno de la Nación para que reconozca formalmente a la República Saharaui Democrática e impulsar el reconocimiento internacional de la misma.

6.-Presionar a la Unión Europea para el cese de los acuerdos pesqueros con Marruecos y que deje de ser participe de la explotación ilegal de sus recursos.

7.-Instar al Gobierno de la Nación para que promueva y reclame la creación de una comisión internacional de interposición bajo mandato de la UE.