Pedro Sánchez presentó la candidatura socialista ante 4000 personas que abarrotaban el polideportivo Magariños de Madrid

Pedro Sánchez: “Vamos a liderar un cambio seguro, valiente y coherente, en el que se reconozcan todos los españoles”

“Hoy más que nunca, socialismo es futuro y reforma”

7El secretario general y candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, se mostró hoy convencido de que, el próximo 20 de diciembre, los socialistas “vamos a liderar un cambio seguro y valiente, coherente con nuestros valores socialdemócratas. Un cambio que una a la gente y en el que se reconozcan todos los españoles”.

Ante 4000 personas que abarrotaban el polideportivo Magariños de Madrid, Pedro Sánchez ha subrayado que “los socialistas siempre hemos sabido aliarnos con el cambio y la envergadura de los nuevos retos” y que “la complejidad de los nuevos problemas, ni nos atemoriza ni nos paraliza”.

En este acto, en el que se han presentado las candidaturas socialistas al Congreso y al Senado, Pedro Sánchez ha recordado que “no ha habido una fuerza política capaz de unir e integrar a más personas en la vida y la historia común de España como lo ha hecho el PSOE” y que “ha sido nuestra ambición reformista la que ha impulsado las mayores conquistas de ciudadanía en nuestro país”. Por ello, insistió, “no hay lugar para la resignación, este es el tiempo para un nuevo impulso reformista”.

Tras recordar que “las mejores páginas nuestra historia reciente se han escrito con puño y letra socialista”, Sánchez ha señalado que, en estas elecciones, “el adversario de los socialistas no es otro que la injusticia de una sociedad en la que cada día más jóvenes, más mujeres, más mayores y más niños son condenados a la pobreza, a la exclusión y a la marginación”.

Por eso –añadió- “hoy más que nunca, socialismo es futuro y reforma”, y por eso también “queremos ganar el 20 de diciembre: para construir progreso, oportunidades, bienestar y dar seguridad a la gran mayoría de los españoles.

Una recuperación que beneficie a la mayoría

En otro momento de su intervención, el líder socialista ha asegurado que “la recuperación económica en ciernes puede solo beneficiar a unos pocos” o, como nosotros queremos, servir para “impulsar una economía moderna y justa, que beneficie a la mayoría”.

Nosotros –explicó- “nos presentamos con un programa reformista” y un programa en el que figura “un nuevo Estatuto de los Trabajadores, que proporcione buenos empleos, estables y con salarios dignos. Una renovación del Pacto de Toledo, que garantice la suficiencia de las pensiones y un Ingreso Mínimo Vital para los más vulnerables. Un pacto educativo que asegure igualdad de oportunidades y calidad en las enseñanzas, impulsando la formación profesional. Una reforma fiscal valiente, justa, verde y progresiva, vacunada contra defraudadores. Una reforma territorial en clave federal, para mejorar la convivencia en el respeto a las diferencias. Y una cooperación al desarrollo que responda a lo que es y siempre ha sido España: un país solidario”.

Y es que, como señaló Pedro Sánchez, “no hay nada más patriótico que ofrecer un futuro a millones de jóvenes y trabajadores desempleados”, como “no hay nada más patriótico que acabar con la pobreza en España”, y por eso “es el momento de luchar de nuevo para dejar un legado decente a nuestros hijos”.

Otra manera de hacer política

En el programa electoral socialista, “plagado de reformas en positivo”, también figurarán los compromisos de derogar la reforma laboral, la LOMCE o la ley mordaza. Y también “el famoso artículo 33. Ese que esgrime el mal gobernante que hace las cosas porque sí, porque quiero y porque puedo”.

Nosotros –ha dicho Pedro Sánchez- “nos comprometemos especialmente con hacer política de otra manera, con hacer buena política, esa que se hace desde el diálogo, el encuentro y el acuerdo” y que “permite mejores reformas y más duraderas”.

El PP, a la oposición

En otro momento de su intervención, Sanchez ha comparado al Partido Popular con “dirigentes que dimiten o se avergüenzan de su partido”, con un Partido Socialista que se abre “a independientes no indiferentes”, y que actúa como “el enorme cauce sobre el que siempre fluyen las corrientes de energía, de ilusión y las convicciones que han cambiado el país y volverán a cambiarla”.

Enfrente –afirmó- está un Partido Popular con un presidente que “ha engañado a los españoles al llamar austeridad a los recortes, recargos temporales de solidaridad a subir los impuestos; movilidad exterior a la emigración de los jóvenes y regularización de activos ocultos a su vergonzosa amnistía fiscal”.

Por eso Sánchez, ha afirmado que el tiempo del Partido Popular se ha terminado, porque “este país no podrá pasar página de la corrupción hasta que el PP de Bárcenas, de Granados y de Rajoy no pase a la oposición para renovarse y regenerarse”. El Partido Popular “sufre la aluminosis de la corrupción” y el PSOE presenta un candidato que es “un político limpio que dirige un partido limpio y aspira a gobernar un gobierno limpio” y Sánchez ha hecho una advertencia: “quien se cruce con este propósito, ya sabe lo que le espera: tarjeta roja directa”.

Reforma de la Constitución

Además, ha subrayado que el PSOE se presenta como un partido “valiente” a estas elecciones, ya que apuesta por la reforma de la Constitución: “O nos instalamos en el inmovilismo, ignorando las muchas voces que piden cambios, o nos atrevemos a impulsar las reformas necesarias” ha lanzado Sánchez. Para el secretario general “reformar la Constitución no tiene por qué darnos temor”, lo temible serían las consecuencias de “cerrar los ojos a los cambios que demanda la sociedad que madura y evoluciona en el ejercicio de sus derechos”.