Moción sobre derechos de las niñas y los niños – Pleno 8 de noviembre de 2012

EL PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL PRESENTA AL PLENO MUNICIPAL MOCIÓN CON MOTIVO DEL XXIII ANIVERSARIO DE LA CELEBRACIÓN DE LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS Y NIÑAS

El próximo 20 de noviembre se celebra el vigésimo tercer aniversario de la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño. Esta Convención Internacional es el primer instrumento jurídico que reconoce explícitamente a niños y niñas como sujetos activos de derechos ciudadanos, sociales, económicos y culturales, y compromete a los Estados Parte a crear las condiciones sociales para garantizar la protección y el desarrollo efectivos de los derechos inalienables de la infancia y adolescencia.

En estos 23 años se ha avanzado en el reconocimiento internacional de los niños y niñas como sujetos de derechos. Pero queda mucho por recorrer aún. Significativamente en España no está de más recordar como UNICEF, la agencia de Naciones Unidas que tiene como objetivo garantizar el cumplimiento de los derechos de la infancia, ha puesto sobre la mesa del debate social el informe “La Infancia en España” para el período 2012-2013, donde se muestra una preocupante fotografía del impacto negativo que la actual crisis económica está teniendo sobre la infancia española.

El contexto actual de grave crisis económica y social se está cebando con una población infantil y adolescente especialmente vulnerable; tema que parece prácticamente invisible en el debate mediático y político actual. Hay que recordar que niños y niñas sufren de manera brutal la crisis cuando sus progenitores y/o tutores padecen la lacra del desempleo, la merma o desaparición de ingresos, cuando no pueden costear el material escolar, la ropa o los tratamientos médicos no incluidos en sistemas públicos.

El artículo 27 de la Convención literalmente dice que “Los Estados Parte reconocen el derecho de todo niño a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social”, y por tanto conduce a que los Gobiernos no puedan desentenderse de sus responsabilidades y a eliminar o deteriorar actividades y servicios públicos fundamentales para mantener la cohesión social y el buen desarrollo de las futuras generaciones.

El Informe de UNICEF para España subraya, por ejemplo, como están repercutiendo negativamente decisiones políticas gubernamentales de reducción de gasto público en ayudas a las familias, en becas escolares de comedor o libros de texto, y como las condiciones de existencia de los niños y niñas no son ajenas al impacto a decisiones gubernamentales en materia de subidas de impuestos o reducciones de presupuestos destinados a servicios sociales, educativos o de salud.

Los indicadores sociales y económicos muestran la evidencia del impacto preocupante de la crisis sobre los niños y sus familias. El crecimiento de la pobreza y privación del colectivo infantil es alarmante: aproximándose a 2.200.000 el número de menores de 18 años que viven en hogares por debajo del umbral de la pobreza. La pobreza en España tiene cara de niño.

Desde los Gobiernos no podemos desentendernos de los niños y niñas ni por razones de justicia, ni por el coste de oportunidad social y económica a medio y largo plazo.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada trabaja para mejorar las condiciones psicosociales, culturales y educativas de los niños y niñas, procurando comprometer en esta labor a todos aquellos sectores sociales y administraciones competentes que puedan contribuir a materializar sus objetivos. Este Ayuntamiento está comprometido activamente con sus niños y niñas y sus familias, especialmente en situación de crisis socioeconómica.

Por todo ello, esgrimiendo las indicaciones del Informe de UNICEF para España, se propone al Pleno municipal la siguiente

 

 

MOCION

– Velar por el cumplimiento efectivo de la Convención sobre los Derechos del Niño en el ámbito de nuestra ciudad, exigiendo que todos los niveles de la administración cumplan con sus obligaciones al respecto.

– Denunciar las decisiones políticas supramunicipales que, con el argumento de la crisis y austeridad, están mermando objetivamente los servicios públicos para niños y familias, afectando por tanto a la calidad de vida del colectivo infantil; bien sean rebajas presupuestarias bien sea supresión directa de ayudas sociales, servicios sanitarios, sistema educativo y servicios sociales públicos.

– Movilizar como hasta ahora los recursos municipales necesarios para la defensa y promoción de los Derechos de la Infancia, inspirándonos en el principio del superior interés de la infancia que se condensa en el lema “Los niños y niñas, primero”.

– Continuar potenciado como hasta ahora las políticas públicas locales para la infancia y adolescencia, diseñadas desde los principios de calidad y cohesión social, reforzándolas especialmente en momentos de dificultades económicas para la familias de nuestra ciudad como ejemplifican el incremento de partidas presupuestarias en becas municipales escolares o en servicios sociales.