Más de 2.000 alcaldes y concejales de todos los partidos rechazan la reforma local del PP

Más de 2.000 alcaldes, alcaldesas y concejal@s de PSOE, IU, CiU, CC, Compromís, CHA, ICV y la Federación Española de Entidades Locales Menores (FEEM) han participado hoy en Madrid en un acto para escenificar el rechazo al Proyecto de Ley de la Administración Local y para pedir al Gobierno que retire el texto.

El alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, acompañado de concejales y concejalas del gobierno municipal, han asistido al acto de rechazo a este proyecto de Ley, al igual que miembros destacados del PSM-PSOE, como la diputada socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez o el alcalde de Parla, José María Fraile. Para Manuel Robles esta es una ley “farragosa” e “inconstitucional en muchos de sus apartados” y espera que el gobierno escuche a los representantes de los municipios y de marcha atrás.

Durante el acto, se ha leído un manifiesto en el que los alcaldes han denunciado que la reforma local del Gobierno “pone en riesgo la autonomía local, rompe el consenso del Ejecutivo con las administraciones locales, vulnera el reparto de competencias fijado en algunos estatutos de autonomía y hace peligrar la prestación de servicios públicos”.

Asimismo, los ediles han denunciado que se justifique la aprobación de esta ley en base a criterios económicos, cuando los ayuntamientos “no sólo no son los que han causado la crisis sino que son los únicos que tienen déficit cero y superávit, y han disminuido su deuda”.

PortadaPor todo ello, los representantes municipales pedirán al Gobierno que retire el proyecto y vuelva a la “senda de diálogo y consenso” que, a su juicio, es imprescindible para llevar a cabo una reforma de este calado en la Administración Local.

Gaspar Zarrías, responsable de Política Municipal del PSOE, ha advertido de que prácticamente el 95 por ciento de los municipios dejará de prestar servicios y competencias que afectan “al día a día a los ciudadanos”, y en este contexto de crisis -ha subrayado- los ayuntamientos tienen que ser la “punta de lanza” en la atención y no simples “espantajos” sin capacidad para nada. Lo que está en juego, según ha dicho a los periodistas, es la igualdad de los ciudadanos vivan donde vivan, pero la propuesta del Ejecutivo va por el camino de “hacer ciudadanos de primera y de segunda”, en función del municipio en el que residan.