Manifiesto de la Ejecutiva Federal con motivo de la huelga general – #14Nvamos

El PSOE apoya la convocatoria de huelga general efectuada para este 14 de noviembre por las centrales sindicales porque nunca ha estado más justificada una protesta de los trabajadores. Nunca ha habido tantas razones; de hecho, la reforma laboral del PP por si sola bastaría; los recortes en educación, en sanidad o en dependencia bastarían y por supuesto con el empobrecimiento de las clases medias y trabajadores de este país bastaría para secundar una huelga general.

Creemos que es imprescindible y urgente que el Gobierno cambie su política del ajuste permanente y de recortes, ineficaces económicamente y socialmente injustos, que no está sirviendo para salir de la crisis y tan sólo ha acarreado dificultades y sufrimientos a la mayoría de ciudadanos, especialmente para los trabajadores. Unas políticas conservadoras profundamente equivocadas y que están agudizando la crisis y golpeando a los trabajadores de toda Europa. Por eso, la jornada de huelga y protestas tiene dimensión europea.

Este Gobierno ha sustituido el modelo de relaciones laborales basado en la negociación por otro en el que los trabajadores siempre pierden, que nos lleva a la precariedad y a la desprotección y que está elevando el desempleo en nuestro país a records históricos. La reforma laboral del Gobierno de Rajoy solo ha servido para fomentar el despido, provocando que el paro se incremente en 1.400 personas cada día.

A poco de cumplirse el primer aniversario de la victoria del PP en las urnas en noviembre de 2011, nos encontramos con que todo ha ido a peor. El Ejecutivo del PP, en estos primeros meses de su legislatura, ha privado a la sociedad española de cada vez más servicios públicos, recortando mies de millones de euros en sanidad y educación y liquidando el sistema de dependencia.

La política de desmantelamiento de los servicios públicos obedece a que para el Gobierno la salud no es un derecho universal y gratuito, sino una oportunidad de negocio que ha dado paso a la privatización de servicios, a la penalización de los usuarios y a la exclusión de determinados colectivos. En el eje educativo, el PP de Rajoy promueve una reforma de nuestro sistema educativo que le hará perder equidad y calidad y apuesta por la segregación al tiempo que encarece de manera insoportable para muchas familias la educación universitaria.

La política del Gobierno hace que la mayoría de los ciudadanos paguen más impuestos con independencia de su nivel de renta mientras se amnistía a los defraudadores. Las decisiones del Gobierno conducen a que cada vez más españoles pasen del Estado de Bienestar al estado de exclusión social, con la mitad de los jóvenes sin empleo y 2 millones de parados sin prestación.

La gestión económica de Rajoy está produciendo una disminución galopante del PIB, de la caja de la Seguridad Social, de los salarios, de la cobertura por desempleo y está minando la confianza de los ciudadanos y la credibilidad de las cuentas públicas.

El Gobierno tampoco se ha parado en barras con los más débiles de la sociedad, como los jubilados, a quienes ha reducido la cuantía real de las pensiones que perciben, ha incrementado la presión fiscal y ha establecido un copago injusto e insolidario.

Este Gobierno, con la excusa de la crisis, abre, asimismo, la puerta a los despidos masivos de los empleados públicos.

Por todo ello, el PSOE anima a sus militantes y simpatizantes a secundar el paro convocado por las centrales sindicales y a sumarse a las manifestaciones que tendrán lugar en las principales ciudades de España.