El PSOE ha presentado hoy una propuesta alternativa basada en “la defensa a ultranza del municipalismo y del trabajo de alcaldes y concejales de nuestro país”

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS).- El PSOE ha presentado este jueves su propuesta alternativa a la reforma de la Ley de Bases del Régimen Local, anunciada por el Gobierno que preside Mariano Rajoy, para evitar el intento del Ejecutivo de “privatizar y eliminar” servicios públicos.

   Tras una reunión con alcaldes socialistas celebrada en el Congreso de los Diputados, la portavoz del PSOE en la Cámara Baja, Soraya Rodríguez, y el secretario de Política Municipal, Gaspar Zarrías, han ofrecido una rueda de prensa en la que se han mostrado “absolutamente en contra” de que el Gobierno plantee una propuesta sobre la administración local “sin consenso”.

   En este sentido, la portavoz socialista ha recordado que el Gobierno que presidía José Luis Rodríguez Zapatero preparó dos proyectos de reforma de esta ley “que no llegó ha concluir porque no había acuerdo” entre las distintas fuerzas. “No entendemos otra forma de abordar una reforma del régimen local sino es con el acuerdo no solo de los dos grandes partidos sino de todas las fuerzas políticas”, ha remachado.

   Pese a que ha destacado el “afán de poder dialogar” con el Gobierno, Rodríguez ha criticado que la propuesta del Ejecutivo no se basa “en motivos económicos sino que es una propuesta ideológica” y un “ataque brutal a la democracia local” que es la “espina dorsal de la democracia española”.

   “Vamos a desplegar toda nuestra fuerza y acción política para parar una reforma atentatoria contra la democracia, ineficaz desde el punto de vista económico y que, finalmente, como muchas propuestas del PP, busca una clara privatización de los servicios prestados por ayuntamientos y mancomunidades para que los presten empresas en forma de negocio privado desde el desconocimiento de los derechos de los ciudadanos”, ha argumentado.

   Para lo cual han realizado este “texto” que se basa en dos elementos: “la defensa del municipalismo para los ciudadanos que son los destinatarios últimos de la gestión local que vertebra el territorio y la cohesión social en nuestros municipios y la defensa a ultranza del trabajo de los alcaldes y concejales al margen del color político que tenga cada uno de ellos”.

“NI EL FONDO NI LAS FORMAS”

   Asimismo, el dirigente socialista ha insistido en que el PSOE no comparte “ni el fondo ni las formas” del proyecto de ley del Gobierno porque, a su juicio, “no aborda en ningún caso ninguno de los problemas que hoy tiene la vida local” y porque “se trata de una reforma parcial, por no decir chapucera, de una ocurrencia improvisada” que se trata “desde el desconocimiento”. “El Paseo de la Castellana es muy importante, no lo ponemos en duda pero alguien que aborda la modificación de la vida local de nuestro país debe saber algo de como funcionan los municipios”, ha apostillado.

   Dicho esto, Zarrías ha detallado que en la norma de Rajoy lo que “subyace” es la intención de “hacer responsable a los ayuntamientos del déficit y de la deuda que tiene España” lo cual, en su opinión, es “absolutamente falso”. No obstante, ha reconocido que algunos entes locales “tienen deudas” como “por ejemplo el Ayuntamiento de Madrid, dirigido antes por Ruíz Gallardón y ahora por Ana Botella, o el de Valencia, liderado Rita Barberá”.

   Zarrías ha advertido de la intención del Gobierno de llegar al “desmantelamiento cuando no la privatización de los servicios públicos que prestan los ayuntamientos” en un intento también “de desmantelar el Estado de Bienestar”.

   Además, ha criticado que en la reforma del PP “no se clarifican las competencias” de los ayuntamientos y ha añadido que, aunque el PSOE está “de acuerdo con la racionalización de los sueldos de alcaldes y de concejales, la inmensa mayoría de ellos no cobra ni un sólo euro” por su trabajo ya que son “auténticos batallones de voluntarios” que trabajan “a cambio de nada”. “Los que más cobran son alcaldes y concejales del PP”, ha subrayado.

   “No compartimos que, por la vía de los hechos, se carguen el derecho y acaben con 7.000 ayuntamientos. Lo único que le falta a esta ley es una disposición final en la que diga que de nuevo los gobernadores civiles nombrarán a los alcaldes en España”, ha indicado, al tiempo que le ha pedido a Rajoy “que hable con sus alcaldes y concejales y que les pregunte qué piensan de esta tropelía en forma de proyecto de ley”.

UNA ALTERNATIVA SERIA Y RIGUROSA

   Sin embargo, Zarrías ha dicho que no da “el no por el no” sino que el PSOE tiene una “alternativa seria y rigurosa” que aborda “de manera integral la reforma de las entidades locales”. Así, ha destacado que la iniciativa propone que “en el plazo de un año las comunidades autónomas y los ayuntamientos determinarán qué institución intermedia presta el servicio con mayor eficacia, eficiencia y austeridad”.

   Además, el dirigente socialista ha hecho hincapié en que en su propuesta la “calidad democrática es determinante” ya que “establece cauces permanentes de participación ciudadana” al tiempo que delimita “los derechos y los deberes de los vecinos”.

   También, fija las competencias propias y delegadas de los ayuntamientos; marca el territorio de trabajo de las diputaciones provinciales para los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes; plantea la derogación de la Ley de Grandes Ciudades, un “capricho de Gallardón”; establece un régimen “objetivo serio y riguroso” para determinar las retribucuiones de los electos y mecanismos para evitar el transfuguismo.

Propuesta socialista de gobierno y administración local