El PP está muy lejos de los problemas reales de la gente

javi

Javier Ayala

Los días posteriores a las fiestas patronales de Fuenlabrada marcan ya la normalidad política y de gestión de la ciudad. Un nuevo curso escolar que en nuestra ciudad está marcado por el encierro de más de 100 días de los padres del colegio Arcipreste de Hita en su reindivicación de un aula para sus hijos, un encierro apoyado por todos los partidos políticos, sindicatos y movimiento ciudadano, menos el Partido Popular, que al igual que con la entrega de datos personales de los pacientes de nuestro hospital a clínicas privadas o el E.R.E injusto de Coca Cola, se mantienen al margen de las justas reindivicaciones ciudadanas, con ellos siempre que se les exija un cumplimiento a su Gobierno, nunca le va la cosa y se alejan cada día más del sentir ciudadano, entretenidos con sus peleas internas y política de recortes.

Esa falta de sensibilidad no es casual. Dicen que la crisis ya pasó basándose en que la bolsa y sus accionistas recuperan beneficios y se olvidan de que bajo su mandato el paro ha crecido, a pesar de que más de 500.000 personas han abandonado el país; que los salarios son más bajos; que los pensionistas, cargados por tener que ayudar a sus hijos para comer, no llegan a fin de mes; que la electricidad marca aumentos históricos; y sobre todas las cosas de este momento de sufrimiento, no todos los españoles saldremos igual, pues la pérdida de los derechos nos harán, para muchos años, desiguales. Han conseguido en 2 años la España dual, la de los ciudadanos y la del Mercado libre que actúa al margen de las necesidades de las personas.

Su política, sólo marcada por el beneficio o las pérdidas, se olvida de los demás. Con tal de aparentar mejorías han incorporado a las estadísticas nacionales que miden el Producto Interior Bruto la prostitución y tráfico de drogas, a pesar de su prohibición e ilegalidad, y alardean de sus políticas de empleo cuando en la realidad sólo han dejado un 0,02 de PIB para ayudas al empleo juvenil.

Los socialistas tenemos un decálogo de medidas por un pacto social que queremos consensuar con los ciudadanos. Que activen la política fiscal, energética, financiera, industrial y laboral para impulsar a corto plazo el crecimiento del empleo.

Una batería de iniciativas concretas, entre las que se incluye un plan europeo de empleo juvenil para los menores de 30 años, la puesta en marcha de una política de reindustrialización que nos permita recuperar tejido productivo y competir globalmente, una política energética europea ya que no podemos seguir manteniendo una dependencia que lastra nuestro crecimiento.

Los/as socialistas defendemos la Europa de los valores frente a la Europa de los acreedores. No podemos alcanzar el futuro con fórmulas que han fracasado. Que la resignación nunca ha construido hospitales, ni escuelas, ni creado empleo.

En Fuenlabrada los socialistas hemos mantenido con coherencia la defensa de los valores humanos, hemos acordado que son las personas y no la deuda de los bancos nuestra prioridad, que siempre hemos mantenido la mano tendida y la unidad de acción y de gobierno con las fuerzas progresistas de la ciudad, y en ese camino seguiremos sin excepción alguna, junto a todos aquellos que quieran oponerse contra las medidas de recortes y retrogradas que están llevando a España a los últimos puestos de Europa, y siempre en defensa de la ciudad y sus ciudadanos.

Nadie nos apartará de lo que son nuestros principios y proyectos, protestando contra tanta injusticia.

Si bien hay grupos políticos que miran constantemente las encuestas, a los socialistas nos encontrarán trabajando y buscando soluciones y presupuestos para hacer realidad nuestros sueños y reivindicaciones de una sociedad más justa y equilibrada.

Javier Ayala
Portavoz del Grupo Socialista en el Ayto. de Fuenlabrada