El PP de Fuenlabrada no ha entendido nada

Nos acusa el PP de Fuenlabrada de “renegar” de nuestras siglas, les vemos perdidos. En un principio hemos esbozado una sonrisa a la vez que pensábamos “no han entendido nada”, hace apenas 100 días los vecinos y vecinas les han dado un toque serio, pero no han entendido nada.

Nuestras siglas nos enorgullecen por ser las que han puesto el sello de los avances sociales en nuestra historia, nos enorgullecen por ser las pioneras en llevar a un partido español a cotas de participación nunca conocidas con las primarias, nos enorgullecen por ser las que más tiempo han gobernado nuestro país en democracia y por representar al gran partido de izquierdas de este país con capacidad de gobernar y transformar las cosas.

No obstante, el PSOE a diferencia del PP, es un partido democrático en el que caben distintas posiciones, sobre todo cuando ataña a diferentes ámbitos de gestión. En concreto en Fuenlabrada, nuestra primera premisa son los intereses de nuestros vecinos y nuestras vecinas, que son quienes nos marcan la hoja de ruta, algo valorado por la ciudadanía que en las pasadas elecciones nos supuso una ampliación de nuestra representación en el ayuntamiento.

Por el contrario, el PP se posiciona férreamente con sus siglas en la Comunidad de Madrid o en el Gobierno central, sin importarles quienes con su voto les han puesto ahí, llevándoles a posiciones tan extravagantes como votar contra la petición de centros de salud o educativos demandados por los vecinos y las vecinas.

Al PP de Fuenlabrada le hemos visto aplaudir los bloqueos a proyectos fuenlabreños en la etapa de Esperanza Aguirre y en la de Ignacio González, le hemos visto aplaudir y poner como ejemplo de buena gestión a personas como Rodrigo Rato o Francisco Granados, pero no le hemos visto sumarse a reclamaciones vecinales como la petición de la apertura de la boca de metrosur ciega en el barrio de El Vivero o la ampliación de líneas de autobús que nos comuniquen directamente con Madrid.

Este comportamiento es el que les ha llevado a pasar de 11 concejales que tenían la pasada legislatura, a quedarse en cinco.

En cualquier caso, nótese, que nuestra posición no será tan discordante con nuestras siglas cuando Pedro Sánchez eligió el modelo municipal de Manuel Robles y los socialistas de Fuenlabrada como referente de municipalismo socialista.