Día del Orgullo LGTB 2012 – Manifiesto del PSOE

El 28 de junio se conmemoran en todo el mundo las revueltas de Stonewall en el Greenwich Village de Nueva York en 1969, acontecimiento que supuso el nacimiento del movimiento de liberación gay, lésbico, transexual y bisexual (lgtb), y que se celebra en todo el mundo como el Día del Orgullo LGTB. Una conmemoración nacida de la rebelión de un grupo de ciudadanos y ciudadanas que se mantuvieron firmes en contra de una discriminación brutal y el hostigamiento constante por parte de la policía, desafiando leyes injustas y prejuicios destructivos.

Hoy, aún podemos decir que nuestro país se encuentra a la cabeza de los países que reconocen los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (lgtb), y, en este proceso, las mujeres y hombres socialistas hemos sido pieza clave para su impulso y desarrollo, especialmente con nuestros Gobiernos, y que se plasma en la celebración este año del 15 aniversario de la creación del grupo federal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales del PSOE.

A pesar de estos importantes avances, aún quedan cosas por conseguir y realidades que cambiar, pero la defensa de los derechos conquistados es una de nuestras prioridades, ante un gobierno del PP que ha demostrado en estos meses, que es un gobierno antisocial, que no cree en la igualdad, y desarrolla una hoja de ruta ultraconservadora en cuanto a derechos sociales y civiles se refiere, y que supone un grave peligro para las libertades públicas alcanzadas en nuestro país.

No podemos dejar de recordar en este día que el Partido Popular mantiene aún su vergonzoso recurso de inconstitucionalidad contra la Ley que posibilitó el derecho al matrimonio para las parejas del mismo sexo, un recurso contra la igualdad y la felicidad de millones de personas que viven en nuestro país. En tanto se mantenga dicho recurso, ninguna propuesta política en favor de la igualdad por parte del Gobierno del PP será creíble, por lo que hacemos, de nuevo, un llamamiento a sus dirigentes para que retiren dicho recurso y reconozcan el derecho de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales a disfrutar de sus derechos civiles, y el derecho a igual trato y consideración que el resto de la ciudadanía. El mantenimiento de este recurso genera inquietud e indignación por parte de quienes viven diariamente con una espada de Damocles sobre sus derechos civiles, situación que se extiende a sus hijos e hijas, familiares y personas allegadas.

En una situación de crisis global como la actual, debemos poner de manifiesto que aquellas poblaciones que padecen discriminación, son especialmente más vulnerables a la exclusión. Los recortes sociales llevados a cabo por el gobierno del PP en el ámbito de los derechos laborales y sociales, afectan también de forma significativa a lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, al sumarse estas situaciones de precariedad a las discriminaciones que aún lamentablemente se producen en el ámbito del empleo y en el acceso a bienes y servicios por parte de esta población.

Especialmente deplorable es la actitud de significados dirigentes del PP, y de otros partidos de derechas, que han tratado de utilizar a las personas transexuales como chivos expiatorios de esta crisis, propugnando reiteradamente la necesidad de eliminar el proceso transexualizador del sistema público de salud como una medida fundamental para reducir el gasto sanitario, tratando de estigmatizar a una de las poblaciones más vulnerables, y obviando que el coste de dicho proceso, excluido de la mayoría de comunidades autónomas gobernadas por el PP, supone una ínfima cantidad de los recursos sanitarios, y tratando así de enmascarar la política de destrucción del sistema sanitario universal, público y gratuito que está desarrollando el gobierno del Partido Popular.

La eliminación de la estructura funcional de la Secretaría del Plan Nacional del Sida y de los recursos destinados a la prevención del VIH en los presupuestos de 2012 es una clara muestra de la agenda neocon del PP, que trata con la excusa de la crisis, de eliminar cualquier programa de promoción de la salud sexual y de prevención de las infecciones de transmisión sexual, lo que le ha conllevado una condena enérgica de las organizaciones y organismos de VIH tanto españolas como internacionales. Esta ineficaz política puede ocasionar que nuestro país, que cuenta con una de las principales tasas de seroprevalencia de la UE, retroceda 20 años en lo que a políticas de promoción de la salud y de prevención del VIH se refiere. De pura homofobia institucional podemos calificar el rechazo del Ministerio de Sanidad a aceptar 200.000 preservativos y lubricantes que una empresa ofrecía gratuitamente para desarrollar la campaña de prevención del VIH en hombres que tienen sexo con hombres que este ministerio realizaba todos en los años coincidiendo con el Orgullo, y que pone de manifiesto que no es una cuestión de recursos, sino una cuestión de falta de voluntad política y de incapacidad de quienes todavía, desde el Gobierno y fuera de él, ven en el preservativo un enemigo y no un aliado para reducir los preocupantes niveles de transmisión del VIH en nuestro país, dando al traste con años de trabajo, colaboración y consensos en esta materia.

La eliminación de la asignatura de educación para la ciudadanía y la desaparición del temario de la asignatura que pretenden sustituya a esta de cualquier mención a promover el respeto a la diversidad sexual y familiar, así como de combatir la discriminación por orientación sexual e identidad de género retrata nuevamente la actitud del Gobierno del PP en el ámbito de los derechos y las libertades públicas, al que se suma otras muchas, como la modificación de la ley de salud sexual y salud reproductiva para eliminar el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad, y que pone de manifiesto su clara alianza con los sectores ultra religiosos para eliminar los derechos sexuales y los derechos civiles alcanzados en los últimos años.

El PSOE quiere manifestar su firme voluntad de combatir con todos los instrumentos del Estado de derecho los intentos del partido popular de recortar, cuando no eliminar, los derechos y libertades que han convertido a nuestro país en un referente internacional en derechos para lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, y denunciará junto a las organizaciones lgtb cualquier iniciativa política que en cualquier ámbito trate de menoscabar los derechos y las conquistas alcanzadas durante los últimos siete años.

En este sentido, el PSOE tratará de impulsar los consensos sociales y parlamentarios necesarios para aprobar una Ley de Igualdad de Trato y no Discriminación que combata todo tipo de discriminación e incorpore los instrumentos necesarios para erradicar las actitudes discriminatorias de la sociedad española y proteger a las víctimas.

Reiteramos nuestro apoyo y colaboración con las organizaciones de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, y manifestamos nuestra felicitación en el día del Orgullo a todas las mujeres y hombres activistas que con su trabajo, valentía y convicción siguen manifestando día a día que otra sociedad es posible, libre de toda discriminación y exclusión basada en la orientación sexual o la identidad de género.

Finalmente, queremos convocar a la militancia socialista y a toda la ciudadanía a que participe activamente en las manifestaciones del Orgullo, que en defensa de los derechos alcanzados y contra los recortes a la igualdad que promueve el PP, han convocado las organizaciones lgtb en toda España, y especialmente a la manifestación estatal que tendrá lugar el próximo 30 de junio en Madrid, bajo el lema “Matrimonio Igualitario. Igualdad sin recortes”.